La Isla de Troynoy, es un pequeño pedazo de tierra ubicado en el Mar de Kara, al norte de Rusia. Un territorio duro, marcado por bajas temperaturas. En ese pequeño lugar se vive un drama hace dos semanas: 10 osos polares mantiene atrapados a cinco meteorólogos rusos.

Los científicos mantienen una estación estatal de monitoreo y desde el 31 de agosto no pueden salir del lugar, ante la presencia de estos animales, quienes ya asesinaron a dos perros y deambulan el lugar esperando la salida de algunos de los meteorólogos. 

Según publica CNN, Vassiliy Shevchenko, jefe de la red estatal Sevgidromet, a la que pertenece la estación, informó a la agencia rusa Tass, que hay 10 osos y sus cachorros peligrosamente cerca de cinco profesionales.

Según el relato, una osa ha permanecido durmiendo debajo de una de las ventanas de la estación, por lo que se hace difícil salir del lugar.

Según la agencia rusa, el ministro de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Moscú, solicitó al servicio meteorológico garantizar la seguridad de los trabajadores en la Isla Troynoy.

PUB/AOS