La policía del condado Okaloosa confirmó la detención de dos paramédicos los cuales sostenían una "guerra de selfies" con sus pacientes que se encontraban inconscientes.

Kayla Renee Dubois (24) y Christopher Wimmer (33) fueron imputados por delitos de tercer grado, indicando las autoridades que desde septiembre del 2015 hasta abril de este año los profesionales luchaban por lograr las mejores fotografías con las personas que atendían.

Según la investigación, 41 pacientes aparecen en las fotografías, en donde tres de ellos aceptaron ser parte de la imagen, mientras dos habrían fallecido producto de la gravedad de las lesiones que padecían.

"Todos los pacientes fueron tratados médicamente como se suponía que debían serlo. Esto tiene que ver más con un tema de privacidad y respeto y dignidad", sostuvo la sheriff Larry Ashley, agregando que la conducta de ambos paramédicos era "enfermiza".

Tras descubrirse el caso en mayo pasado, Wimmer renunció a su trabajo mientras que Dubois fue despedida. Ambos ahora podrían pasar siete años en prisión, tal como pide la fiscalía.

PUB/CM