Hace un año, hubo escándalo en Colombia por una pelea que surgió entre tres modelos. 

La denuncia había sido interpuesta por Carolina Muñoz, quien acusó a las hermanas Yeimi y Claudia Rey de secuestrarla, agredirla física y sicológicamente y hasta intentar matarla por la publicación de unas fotografías.

"Me mordían, me torturaba, me jalaban el pelo. Cuando llegaron a un sitio escondido me cortaron mi ropa y me dejaron desnuda. Me dejaron calva. Me electrocutaban […] Decían que me iban a asesinar, que andaban con gente muy poderosa y no terminarían en la cárcel, yo era la que perdería; que la próxima vez me echarían ácido; que iban a destruir mi vida […] Si no llega un agente, me matan”, dijo en su momento Muñoz.

El caso se fue a los tribunales judiciales e inició un duro pleito entre los abogados de ambas partes, pues el defensor de las hermanas Rey alegaba que había sido una agresión mutua.

Sin embargo, el abogado de Carolina siempre aseguró que tenían instaurada una denuncia contra las hermanas Rey por los delitos de secuestro, lesiones personales o de tentativa de homicidio y hasta de hurto agravado.

En las últimas horas, las autoridades detuvieron en el aeropuerto El Dorado de Bogotá a Yeimy Pachón Rey, una de las acusadas que venía procedente de las ciudad de Miami y, quien ahora deberá responder por los cargos que tiene imputados en su contra.