Michelle Copeland era una directora de 39 años que quedó sin trabajo luego que se filtraran sus fotografías vestida de colegiala.

El hecho ocurrió en la Academia Woodside en la ciudad de Bradford en Inglaterra, en donde descubrieron que la profesional tenía imágenes en la web AdultWork.

En el perfil de ella aparecían unas imágenes con provocadoras poses y se indicaba que por 4.80 libras esterlinas se podían observar más fotografías.

Además, tenía como descripción el siguiente mensaje: "Soy muy, muy mala. Me encanta probar experiencias nuevas, como nuevos escenarios en un juego de rol".

Según informó el diario inglés The Sun, ella es la que aparece en las imágenes, aunque aseguró que no sabe como el registro apareció en la mencionada web.

PUB/CM