Anton Padalka, un científico ruso que fue integrante de una expedición al lago Vostok, aseguró que el presidente de su país, Vladimir Putin, construyó un enorme "calamar asesino de 14 metros", el cual se encuentra en el Ártico.

Según informa el diario británico Express, la aterradora criatura se llama Organismo 46-B y es capaz de "hipnotizar a sus presas hasta a 45 metros de distancia cuando libera su veneno en el agua".

El "calamar" habría sido además el culpable de asesinar a dos personas de la expedición, por lo cual decidieron intentar atrapar a la especie, lo cual lograron tras cinco días de lucha.

Sin embargo, cuando querían informar al mundo sobre este hecho funcionarios rusos interceptaron la nave y se llevaron a la criatura.

Ante esto, Padalka decidió dejar el país y contar al mundo como él logró descubrir "los planes de Putin para utilizar al animal como arma militar".

Pese a esto, no ha tenido mucho éxito, pues nadie cree en sus palabras. "Algunas especies de pulpo ponen 200.000 huevos. Imagínense si se depositaran en embalses y lagos de toda Norteamérica", intenta explicar el científico en su búsqueda de alertar a la población sobre el Organismo 46-B.

PUB/CM