Kim Kardashian fue asaltada hace unos días en París, mientras se encontraba en su residencia en su apartamento del lujoso Hotel Portalés en la capital francesa.

En el atraco, la socialité sufrió el robo de joyas por un valor de US$10 millones, además del miedo tras ser atada y amordazada.

Sin embargo, siempre hay alguien que crea un emprendimiento ante cualquier hecho. En este caso, una tienda norteamericana se le ocurrió un disfraz en base a esta situación.

De esta manera, por la módica suma de US$70 o poco más de $46 mil, uno puede comprar todos los elementos para sentirse una Kim Kardashian asaltada.

El pack incluye una bata blanca, una peluca negra, lentes de sol oscuros, una mordaza falsa y un anillo de diamantes. Ideal para las fiestas de Halloween o si tiene mucho tiempo libre y no sabe que hacer con el dinero.

PUB/CM