Luego que los amantes del chocolate se manifestaran molestos por los cambios aplicados en Inglaterra a la tradicional barra de chocolate Toblerone, que sufrió una reducción en su tamaño, encontraron un nuevo e ingenioso uso para ella.

A través de las redes sociales, comenzaron a viralizar imágenes en las que utilizan el mayor espacio entre cada triángulo para poner adornos, el celular sobre los escritorios o incluso como un aparato para llevar las galletas a la mesa de forma ordenada.

La empresa Mondelez, dueña de la marca Toblerone afirmó un par de días atrás que la razón para reducir el tamaño de las barras de 400 y 170 gramos que llegan al Reino Unidos tiene relación con el aumento de precios que han registrado en sus insumos.

PUB/NL