Una sola fotografía compartida a través de Facebook fue suficiente para llevar a la fama y ser catalogada como “el perro más lindo del mundo” a Tea.

La Lebrel Afgano de Nombre “Tea” se transformó rápidamente en una celebridad luego que su dueño, Luke Kavanagh decidiera compartir la imagen en la que se aprecia al animal en una pose que deja ver su especial pelaje. La fotografía se ha compartido más de un millón de veces en las redes sociales.

Su dueño explicó la repentina fama de “Tea” asegurando que se debe “a su cabello sedoso, junto a la mirada digna que tiene, la que refleja su personalidad”.

Gracias a su nueva fama, “Tea” ya logró un contrato millonario para ser la cara de una marca de alimentos y otro para champú para mascotas.

PUB/NL