El mundo de los yates en sí ya es un mercado de lujo, pero dentro de este ambiente, también existen modelos o diseños de extrema elegancia e innovación tecnológica, que se distancia de la media. En esta categoría se encuentra el Time, un prototipo de embarcación que promete transformarse en el yate más lujoso del planeta.

Time fue diseñado por Henry Ward, uno de los mayores exponentes en la creación de estas naves, en compañía de los astilleros BMT Nigel Gee. Es una embarcación de 66 metros de eslora y posee tres elementos distintivos, a parte de un diseño futurista. Esta nave será presentada en el Salón Náutico de Mónaco, que comenzó el 28 de septiembre y se extendará hasta el 1 de octubre.

Cuenta con una plataforma flotante que se desliza de la parte posterior del yate y que queda como una zona de 16 metros de largo para la entretención de los pasajeros y el uso de “juguetes” acuáticos. Incluso, se puede separar por completo de la embarcación.

Cuenta con un dron que tiene capacidad para dos personas. Se tripula a distancia y sirve para llevar a los pasajeros a zonas cercanas al yate.

Y, por último, posee con una plataforma de observación en la que se ubica un jacuzzi y un sauna, desde donde se puede observar la zona en que se encuentra la nave.

PUB/AOS