Si quieres que tu mamá realmente disfrute de su día, te dejamos diez regalos que no debes considerar.

1. Electrodomésticos o libro de recetas. Existen mamás que disfrutan mucho ser amas de casa pero eso no significa que amen tener una nueva licuadora, wafflera, o última plancha al vapor del mercado. Mucho menos un libro de recetas para que cocine platillos nuevos porque ya te aburrió el menú casero.

2. Roperazos o productos caducados. Es inevitable pasar desapercibido cuando intentas regalar un roperazo o algo caducado. Si tienes un perfume que alguien te regalo y no te gustó, prohibido dárselo a tu mamá. ¿Crees que no se dará cuenta de la cinta adhesiva ya vieja y el color del cartón? Y muchos menos, regalarle algún producto de belleza (crema o maquillaje) caducado. No te imaginas la alergia que le puedes ocasionar.

3. Ropa. Es el regalo más fácil y común pero en realidad es un error. Nunca sabes que talla es tu mamá, que es lo que quiere exactamente y la verdad será el décimo sweater que tendrá en su clóset.

4. Pantalla plana. Una vez más, ¿para quién es el regalo? Estoy segura que en un par de semanas esa pantalla plana será apropiada por el padre e hijo para ver el fútbol o la final de la Champions League.

5. Un celular. Todos tenemos celular y a veces lo que queremos es tirarlo por la ventana.

6. Cambio de llantas y/o mantenimiento de su coche. ¡Ni lo intentes!

7. Película pirata. ¿Tú mamá vale cinco soles? Con eso te digo todo.

8. “Algo que le haga falta”. Puede resultar contraproducente ya que podemos herir sus sentimientos o autoestima por algo que ella ni cuenta se había dado.

9. Flores. Es el detalle más común y lindo, pero después de unos días el ramo se marchita y no queda rastro de tu regalo. Mejor una maceta con orquídeas o un bonsai.

10. Juguetes sexuales. Entiendo, lo pensaste. ¿Quién le regalaría esto a su mamá? Si está en el top 10 es porque existen este tipo de regalos.