La famosa imagen de esta marca de  alimentos  para bebés, Gerber, dibujada por primera vez en 1928, se basó en una niña que sigue viva y se ve así.