Un grupo de veterinarios ingleses respondieron a un llamativo aviso de emergencia protagonizado por una gaviota, ave que decidió terminar su viaje al interior de un recipiente repleto con curry.

Las imágenes, compartidas en las redes sociales por Lucy Kells, muestran al ejemplar bañado en un material naranjo, lo que obligó a trasladarla a un centro especializado para someterla a tratamiento.

Tras arribar al Vale Wildlife Hospital & Rehabilitation Centre, fue rápidamente bañada y puesta a punto para ser liberada, aunque ahora fue llamada "Gullfrazie", todo a raíz de un plato que tiene a este elemento como ingrediente principal.

Una enfermera veterinaria comentó, siempre a través de las redes sociales, que "espero te apegues a una dieta mucho más suave en el futuro".

En la galería pueden revisar las postales de este particular proceso.

PUB/VJ