Un funcionario que trabaja en una plantación de arándanos se encontró con una poco usual sorpresa en momentos que efectuaba sus labores en el pueblo de Salto en Uruguay.

Esto debido a que un extraño "sapo mutante" se le apareció en el camino, el cual atrapó y dio aviso a sus jefes.

Al momento de pesar al anfibio, este pesó 5,6 kilos, por lo que están estudiándolo para comprobar si solamente se alimentaba de insectos, por lo extraño de su tamaño.

Tras esto, los funcionarios decidieron liberar al sapo, lo cual ha generado que algunas personas duden de la veracidad de la imagen.

PUB/CM