La revista Vanity Fair reunió a un grupo de especialistas que eligió a la bandera más bella del mundo, y el honor fue para el estandarte patrio de Japón, una bandera que tiene una historia milenaria, pero que recién se oficializó en 1999. Conoce aquí algunos datos del estandarte más lindo.

En Japón recibe el nombre oficial de Nisshōki, que significa bandera del sol en forma de disco, pero popularmente es conocido como Hinomaru, cuya traducción sería “disco solar”.

Sus primeros antecedentes datan del siglo VII, pero fue en los siglo XIX y XX que el estandarte patrio se hizo popular, en medio de las guerras que llevó adelante la potencia oriental, en su etapa imperislista.

El Hinomaru se transformó en el emblema de los éxitos militares del imperio y de la unión del pueblo japonés en torno a su emperador. 

Tras la Segunda Guerra Mundial y la derrota de Japón, la bandera estuvo prohibida, pero por corto tiempo. Por el contrario, el disco solar surgió como el símbolo del Japón postguerra, una potencia tecnológica y moderna.

Pese a su gran respaldo popular, el Hinomaru no era reconocido oficialmente por el gobierno, algo que ocurrió recién 1999. Fue ahí donde oficialmente se regularon sus medidas. 

 

PUB/AOS