Investigadores brasileños anunciaron hoy el descubrimiento del mayor dinosaurio encontrado en el país, que vivió hace unos 70 millones de años y tenía más de 25 metros de longitud.

El animal, bautizado como "Austroposeidon magníficus", pertenecería al grupo de los titanossauros, que eran herbívoros, tenían el cuello y la cola largos y un cráneo relativamente pequeño, y habitaron durante el periodo cretácico en el supercontinente de Gondwana, que aglutinó a las actuales América del Sur, África, India, Antártica y Australia.

El "magníficus" desbanca a otro titanossauro, el "Maxakalisaurus topai", que con 13 metros de longitud estaba considerado hasta ahora como el mayor dinosaurio encontrado en Brasil.

Los expertos explicaron hoy que el descubrimiento fue posible tras el análisis de un fósil encontrado en una localidad del interior del estado de Sao Paulo en la década de los años 50 por uno de los más reconocidos paleontólogos brasileños, Llewellyn Ivor Price.

El fósil permitió reconstruir un brazo del animal a tamaño natural con la ayuda de un tomógrafo que reveló detalles hasta ahora desconocidos sobre esta especie de dinosaurios, como la presencia de un tejido óseo más denso.

Durante la presentación, Alex Kellner, paleontólogo de Museo Nacional (UFRJ), lamentó que el descubrimiento haya demorado décadas en ser anunciado por la escasez de fondos destinados a la investigación científica en Brasil.

El director del Museo de Ciencias de la Tierra, Diógenes Campos, se mostró convencido de que "la región central de Brasil es riquísima en fósiles y con certeza hay muchos descubrimientos por hacer". 

 

 

PUB/AOS