"Mis padres no despiertan". Dicha frase se terminó convirtiendo en una de las noticias más impactantes de la semana luego que una niña de 7 años descubriera que sus padres Christopher Dilly y Jessica Lally murieron por una sobredosis de heroína.

La menor vivía junto a sus tres hermanos de 5 y 3 años, además de un bebe de nueve meses, en una casa que apenas se sostenía.

Esto fue descubierto luego que las autoridades revisaran el hogar y se dieran cuenta del deplorable estado en que vivía la familia. La vivienda estaba llena de basura, con restos de drogas en todos lados y llevaba meses sin recibir aseo. 

En febrero pasado Courtney Lally, la hermana de la madre de los pequeños, sacó una serie de fotografías contando las adicciones de su familia y tratando de llamar la atención de las autoridades, hecho que nunca ocurrió.

"Así es cómo Jessica Leigh vive con sus hijos y Christopher Dilly. Quiero que la gente vea cuán malos y sucios padres son ellos. Es tan triste que no cuiden a sus hijos", posteó en dicha oportunidad la mujer.

Cabe mencionar que los cuatro menores fueron derivados a un centro asistencial en donde serán revisados para determinar el estado en que se encuentran.

PUB/CM