El arquero Marco Kwiotek no olvidará nunca el partido en el que su equipo SV Vonderort cayó 43-0 ante el PSV Oberhausen en la Kreisliga, la división más baja del fútbol alemán.

Sin embargo, esto no fue el único hecho que complicó al portero, debido a que terminó detenido por la policía por un hecho que aún no es aclarado.

Según reveló el medio germano Express, Kwiotek estuvo unos días alejados del equipo hasta que volvió a los entrenamientos del cuadro que es conformado principalmente por inmigrantes sirios, iraquíes y guineanos.

Sin embargo, a los pocos minutos la policía llegó al lugar y tomó detenido al jugador ante la mirada atónita de sus compañeros.

Al llegar a la estación policíaca, fue interrogado por unos minutos hasta que fue puesto en libertad, sin indicarse si el arresto se debió a un hecho particular de su vida privada o debido a la enorme goleada que recibió durante el partido.

PUB/CM