Si alguna vez usted pasea por Estambul, una de las ciudades más grandes de Turquía, no se sorprenda si encuentra una estatua de un gato en una banca, pues tiene toda una historia detrás.

Tombili se convirtió en un felino famoso en redes sociales tras viralizarse una imagen en que aparece sentado con mirada reflexiva justamente en la banca donde ahora se ubica la obra.

Según informa el portal Daily Sabah, el éxito de la fotografía fue tan grande que en el portal change.org comenzaron a juntarse firmas para que hicieran una estatua sobre él.

Ante la gran cantidad de personas que se unieron a la causa, el escultor Seval Sahin se ofreció voluntario y las autoridades de la ciudad aceptaron, por lo que se realizó la obra.

Tras esto, el gato posó en imágenes junto a la estatua siendo aclamado por la gente. Sin embargo, en agosto de este año murió, quedando la obra al final como un homenaje póstumo al felino más famoso de Turquía.

PUB/CM