La historia de Lazaro está conmoviendo al mundo, luego que la fundación “Big Fluffy Dog” hiciera públicas las imágenes de su rescate.

El perro fue rescatado por la organización, desde un establo en Virginia, en Estados Unidos, donde estuvo seis años encerrado.

Durante su cautiverio, sus dueños nunca le cortaron el pelo, por lo que cuando lo encontraron, tenía una masa considerable de pelaje, el que una vez que fue cortado fue pesado, sumando 15 kilos.

La agrupación publicó imágenes del después del animal, tras pasar por un radical corte de pelo, en el que participaron siete personas.

El animal llamó la atención de muchos personas que se ofrecieron a adoptarlo, sin embargo, desde la organización afirmaron que primero debe pasar por un periodo de rehabilitación antes de vivir con una nueva familia.

PUB/NL