Una invasión alienígena mantiene en vilo durante horas a una familia de una localidad rural de Estados Unidos. En el marco de dicho escenario, un de los dos niños que son parte del grupo descubre en un extraño libro que los visitantes no podrán leer la mente de los terrícolas si se colocan papel de aluminio en la cabeza.

Esta situación es parte de la película "Señales", siendo uno de los alivios cómicos de la tensa historia, luego que el protagonista personificado por Mel Gibson entra al hogar y observa como su hermano e e hijos tienen el excéntrico atuendo en su zona superior.

Algo similar, pero con otro fin, es lo que estaría realizando Corea del Norte de acuerdo a la información dada a conocer por la agencia surcoreana Yonhap.

"Las autoridades norcoreanas instan a los residentes a que ofrezcan papel de aluminio al Ejército, insistiendo en que los satélites estadounidenses no podrán hacer fotografías de sus baterías antiaéreas si estas están cubiertas con redes de camuflaje hechas de papel de aluminio", señaló el medio.

Por este mismo motivo, los escolares del país liderado por Kim Jong-un recorrerían las calles buscando los envases vacíos de cajetillas de cigarrillos, para retirar el papel de aluminio y colaborar con la causa.

PUB/CM