Wu Jianping es un ciudadano chino que decidió dar a conocer públicamente su molestia luego que varias entidades bancarias de la ciudad de Zhengzhóu le rechazaran un préstamo para que pudiera comprarse una vivienda.

En ese sentido, dio a conocer la insólita razón esgrimida para negar la solicitud: no tiene brazos por lo que no pueden obtener una huella dactilar.

Según informa el diario The China Daily, el hombre perdió ambas extremidades superiores a los 5 años tras recibir una descarga eléctrica. Sin embargo, puede escribir empleando su boca, por lo que desea que firmando documentos pueda procesar el préstamo.

Sin embargo, desde uno de los bancos defendieron su postura, asegurando que las firmas son imitables, pero que "no hay manera de copiar una huella digital".

Pero debido a las críticas expresadas por usuarios de redes sociales, otras entidades decidieron informarle a Jianping que le darán el préstamo, el cual aún no ha sido aceptado por el hombre.

PUB/CM