Un tribunal marroquí condenó recientemente a un burro por tráfico de drogas, luego de ser capturado por personal de la Dirección Regional de Aduanas e impuestos Especiales en la localidad de Larache, al noroeste de Marruencos.

El hecho ocurrió luego que el animal fuera detenido junto a su dueño en el delito flagrante de transporte de cannabis.

Tras la detención el dueño del animal y el burro debieron enfrentar a la justicia. Ante las pruebas, finalmente el animal fue condenado por el tribunal a ser vendido, en una sentencia que fue calificada por los medios locales como una condena única en el mundo.

La justicia decretó que el burro fuera vendido en una subasta pública organizada por el municipio de Larache. El animal finalmente fue entregado a un nuevo dueño por 150 dirhams, unos 27 mil pesos chilenos.

Sin embargo, después de la venta del burro, las autoridades locales presentaron una queja por el déficit que el animal provocó al magro presupuesto del municipio, porque con su delito el animal le costó más de mil dirhams a la localidad.

PUB/NL