Cuando Nicole Diaz fue a buscar su vehículo a un estacionamiento público en Long Island, Estados Unidos, cuando se percató de que una mujer trataba de sacar un auto en evidente estado de ebriedad y con cuatro niños a bordo.

Diaz llamó al fono de emergencias y con su propio vehículo bloqueó la salida para que la conductora no abandonara el parking.

Se trataba de Sabrina Macri, de 19 años, quien se había quedado a cargo de cuatro niños de entre 4 y 11 años de edad, los que transportaba en el auto. La policía de inmediato la tomó detenida y ahora la joven enfrenta cuatro cargos en su contra, entre ellos conducción en estado de ebriedad y porte de sustancia prohibida.

Según el abogado de Macri, Anthony Scheller, “ella esta muy arrepentida por sus actos”, aseguró en una publicación de CBS New York.

 

PUB/AOS