Sus perfiles de Instagram dan cuenta de dos mujeres atractivas, con mucho dinero, que decidieron recorrer el mundo a gran lujo. Pero la historia de las canadienses Melina Roberge, de 22 años, e Isabelle Lagacé, de 28, dista mucho de eso, pues se trata de dos “mulas”, o sea personas que transportan droga y las ingresan a determinados países.

Las jóvenes iniciaron unas vacaciones de ensueño antes de dar su gran golpe: traficar cocaína por 23 millones de dólares.

Ambas iniciaron su viaje en Londres, cruzaron el Atlántico a Canadá, donde visitaron varias ciudades, después pasaron a Estados Unidos, atravesaron el Canal de Panamá, llegaron a Colombia, Ecuador, Perú y Chile, donde tienen fotos de Valparaíso. 

De ahí pasaron a las islas de la Polinesia, Nueva Zelanda y finalmente Australia.

Pero en Sydney fueron detenidas con 95 kilos de cocaína, en la cabina del crucero en que viajaban. También fue detenido Andre Tamine, de 63 años, quien habría colaborado con las dos mujeres.

La travesía de Roberge y Lagacé fue en un crucero Sea Princess, duró 53 días y tuvo un costo de más de 10 millones de pesos por persona.

 

PUB/AOS