El gigante estadounidense de la comida rápida McDonald's reducirá el número de apariciones públicas de su emblemático personaje de nariz roja, Ronald, para evitar que sea confundido con los siniestros payasos que han causado temor en la población las últimas semanas.

Con la cercanía de Halloween, la fiesta en la que millones de estadounidenses se disfrazan, ha surgido una psicosis en algunas ciudades ante la aparición de siniestros payasos desde agosto, algunos de ellos portando armas blancas o planeando robos u otros crímenes.

La víctima inesperada de este fenómeno es la figura emblemática de McDonald's, Ronald, un payaso de pelo naranja, traje amarillo, zapatos grandes y nariz roja. 

"McDonald's y sus franquicias en el mercado local son conscientes del ambiente actual sobre la aparición de payasos en las comunidades; y como tal están reflexionando sobre la participación de Ronald McDonald's en eventos comunitarios por el momento", dijo la portavoz de McDonald's, Terri Hickey, al canal CNN.

La medida "no significa que no habrá apariciones de Ronald McDonald, sino que por ahora estamos reflexionando sobre la participación de Ronald McDonald's en varios eventos comunitarios", afirmó Hickey.

Las primeras denuncias sobre la aparición de estos payasos siniestros ocurrieron en agosto en Carolina del Sur, cuando la policía investigó informaciones sobre supuestos hombres disfrazados de payasos que intentaban llevarse niños a un bosque.

La denuncia fue determinada como falsa, pero continuaron los avisos similares, payasos rondando colegios o empresas en decenas de estados.

Este fenómeno superó las fronteras estadounidenses y llegó a Holanda y Reino Unido. Los payasos siniestros también aparecieron en Francia en 2014.

 

PUB/AOS