Las mujeres enfrentan muchos conflictos con sus cuerpos todos los días. De todos lados les dicen lo mal que están sus caderas, cinturas o rostro. Y en el gimnasio todo eso puede intensificarse al ver a otras mujeres más cercanas al ideal. Y una de ellas, Dani Mathers, Playmate del Año 2015, se atrevió a burlarse del cuerpo de otra mujer en su Snapchat mientras esta se duchaba.

Snapchat

Foto:

"Si ustedes no pueden ver esto, yo tampoco", dijo la modelo, que estaba en el Centro Fitness de Los Ángeles. Peor para ella: ahora no solo enfrenta cargos legales por invadir la privacidad de la persona a la que retrató. Miles se le han ido encima en redes sociales, desde ayer,  por tratar de degradar a la persona que estaba bañándose.

Twitter

Foto:

"Por personas como Dani Mathers es que muchos sufren de problemas con su cuerpo y ansiedad", dijo un tuitero. "Mathers podrá ser linda por fuera pero está podrida por dentro", ha dicho otro. "Ella está en un gimnasio, ¿por qué creer que mirar un cuerpo como ese es deplorable?"

Twitter

Foto:

La modelo, quien tiene 553 mil seguidores en Instagram, más de un millón en Facebook y 75 mil 100 en Twitter, tuvo que disculparse ante la presión: "Lo que hice está muy mal y no quería hacerlo. Solamente quería decirles que esta foto fue posteada accidentalmente, era parte de una conversación privada que tuve en Snapchat con una amiga porque era nueva en la plataforma. Yo modelo porque me gusta el cuerpo humano y sé que el "body shaming" está mal. Lo que ven aquí no es el tipo de persona que soy", afirmó. 

La modelo se disculpó, pero fue en vano. 

La modelo se disculpó, pero fue en vano. 

Facebook

Foto:

Sus excusas no le sirvieron de nada. La modelo ha sido expulsada del gimnasio donde tomó la fotografía. Fuera de eso, el establecimiento fue el que contactó a la policía para que la investiguen. El vocero del mismo afirmó que no se le permitiría la entrada de por vida. Asimismo, fue despedida de su show de radio en la estación L.A.'s KLOS Station, reportó el portal CA News.

Y, aunque la mujer en cuestión no ha presentado cargos legales, la modelo podría enfrentar prisión por invasión a la privacidad. Esta ya borró todas sus cuentas, menos la de Facebook.