Una desagradable sorpresa fue la que encontró una mujer en Ontario, Canadá, cuando abrió el empaque de la pizza que había pedido en su restaurante favorito y encontró un preservativo.

La mujer no dudó en compartir su terrible experiencia en Facebook, la que rápidamente se viralizó.

Todo ocurrió cuando Charlene Quirk, descubrió que en el pedido que realizó al restaurante en el que por 15 años había pedidos pizzas, venía un preservativo en la bolsa térmica que sirve para proteger la caja y mantener la comida caliente.

Al darse cuenta de lo que había encontrado, llamó de inmediato al restaurant para quejarse, pero el administrador del local le entregó una insólita respuesta.

“Me prohibió volver a ordenar de su restaurant. Me dijo que me jodiera y que me lo quedara y lo utilizara”, contó la mujer a CBS News.

La mujer aseguró que nunca pidió un reembolso, pero sí al menos una disculpa. 

PUB/NL