Hace unas semanas, la imagen de una pareja drogada durmiendo en un auto con un menor de edad en parte posterior del vehículo causó impacto en redes sociales y medios mundiales. Ahora, una supuesta sobredosis deja como protagonista a una niña de siete años, en Pensilvanía, Estados Unidos.

Según informa ABC News, la menor avisó al monitor del transporte escolar que no quería volver a su casa porque sus padres “llevan dos días sin moverse” y “habían cambiado de color”.

El funcionario dio aviso al colegio, que comunicó a la policía del hecho. Efectivos policiales acudieron al domicilio y confirmó la muerte de la pareja, posiblemente por una sobredosis. 

La pareja tenía cuatro hijos: una guagua de 9 meses, y niños de 3 y 5 años, más la pequeña de 7, que dio aviso. Todos están en buenas condiciones de salud y quedaron en manos de Servicios Sociales. La policías ahora espera los resultados de los análisis toxicológicos para definir la cauda de muerte.

PUB/AOS