Porque en el mundo de los niños todo puede pasar. Eso fue lo que ocurrió en Carolina del Norte (EEUU) en la carrera por coronarse como la pequeña "Miss Sunshine". Donde una joven se impuso a sus rivales nada menos que con un disfraz de "hot dog".

La pequeña Ainsely no es amante de las clásicas princesas Disney y es por eso que con toda su "rebeldía" no sólo logró convertirse en la ganadora del certamen, sino también recibió el reconocimiento de miles de usuarios de Twitter.

Su particular disfraz generó la admiración de miles de cibernautas que no dudaron en enviar sus felicitaciones por las redes, logrando incluso ser invitada al programa Ellen DeGeneres quien la catalogó como heroína.

PUB/FR