Un cazador de Nueva Zelanda, orgulloso de que su hija matase a un venado en su primera cacería, solo puso la peor foto que se le pudiera ocurrir: la de la niña comiéndose el corazón crudo de su presa.

Facebook

Foto:

"Vean a mi linda princesa ninja Chloe con su primer venado. Lo mató en un arbusto la semana pasada", escribió con emoción el hombre, llamado Johny.  Por supuesto, el post, publicado en la página de Facebook llamada "Cazadoras de Nueva Zelanda", alcanzó los 20 mil compartidos y miles de comentarios de usuarios furiosos, asqueados e indignados. 

Facebook

Foto:

Facebook

Foto:

Muchos criticaron a Johny por ser "sádico y psicópata". 

Otros, sin embargo, salieron en defensa del hombre. Dijeron que morder el corazón de la primera caza era algo ritual. Pero el padre, sin embargo, se mostró sorprendido por lo que le dice la gente. Su defensa fue decir que "Chloe y yo amamos salir juntos. Ha cazado conmigo desde que tenía ocho meses. Este fue su primer venado. También le disparó a una cabra".

No le importa lo que digan de él. "Los leones no reparan en lo que les digan los corderos. Ella quería hacer lo mismo cuandovio a su tío mordiendo el corazón de su primera presa. No tomamos nada de esto en serio. Es algo que todos los cazadores hacen", dijo el padre a Buzfeed.

Caza: lejos de su estatus antiguo

Durante siglos fue deporte de reyes y de nobles, pero debido a la extinción de muchas especies animales, esta práctica comenzó a verse como algo socialmente inaceptable a nivel general y propio de una clase social inconsciente con los recursos naturales del planeta. Sin embargo, en algunas zonas sí se permite, aunque esto no ha terminado de regular la ilegalidad con respecto a qué especies de animales "pueden ser cazadas".

AFP

Foto:

El caso del león Cecil y el escándalo del rey Juan Carlos de España causaron indignación con respecto a la muerte de los animales implicados (en el caso del monarca, un elefante) y por ser completamente fuera de la ley.