Daniel Fitzpatrick, de 13 años, se ahorcó en la azote del edificio en que vivía, en Staten Island, Estados Unidos, semana pasada. El menor de edad dejó una carta explicando por qué tomó la radical decisión, una misiva que develó una dura historia de bullying y de indiferencia de parte de los profesores.

Daniel relata cómo varios compañeros abusaron de él y el abandono que sufrió por parte de las autoridades del colegio Holy Angels Catholic Academy. 

"Me rendí. Los profesores no hicieron nada. Mrs. Goldrick (la directora) no hizo nada. Les conté a todos los profesores y no hicieron nada, excepto Ms. D'Alora. Es la mejor profesora. Ella me comprendió e hizo algo, pero no duró mucho”, detalla en la carta.

En un par de hojas de cuaderno, el menor de edad contó que “al principio estaba bien. Tenía muchos amigos, buenas notas y una buena vida, pero todo cambió. Mis antiguos amigos cambiaron. Dejaron de hablarme y yo dejé de caerles bien. El sexto curso llegó y mi amigo Anthony me falló y yo le fallé a él. Antony la tomó conmigo y me acosó con John, Marco, Jose y Jack. Lo hacían constantemente hasta que me peleé con él. Acabé con un meñique roto”.

La historia de Daniel fue detalla por el New York Daily News, donde los padres del niño de 13 años criticaron la indiferencia de las autoridades del colegio y el abandono en que dejaron a su hijo.

 

PUB/AOS