Una navidad de sorpresa para una familia estadounidense. En la ciudad de Lakewood, Colorado, un niño de cinco años encontró imágenes pornográficas en su nuevo Nintendo 3DS.

Mark Giles, padre del menor, contó que el dispositivo fue comprado en una tienda local de videojuegos. Cuando su hijo recibió el regalo, acudió donde su hermano mayor para eliminar algunas imágenes que habían en la memoria. Se hallaron en total nueve imágenes pornográficas en el juguete.

La tienda GameStop señaló que las imágenes pertenecen al dueño anterior y que no las había borrado antes de entregar el dispositivo para la reventa. Finalmente, la empresa accedió por dar un nuevo equipo a Giles y algunos videojuegos para reparar el incidente.

Publimetro Perú