Un menor de 5 años fue captado por una cámara persiguiendo a un gato por varios minutos, para luego atraparlo y golpearlo duramente.

El registro ocurrió en la ciudad inglesa de Manchester en Inglaterra donde el niño que usaba una polera que decía "aquí viene el problema" pateó al felino, para después apretarlo y lanzarlo contra los arbustos.

El hecho duró por cerca de ocho minutos hasta que el gato se aburrió de la brutalidad del atacante y se abalanzó sobre él, rasguñándole el brazo.

El dueño del gato manifestó al diario inglés Daily Mail su molestia por la situación asegurando que la policía no hará nada debido a la edad del agresor.

"Estoy absolutamente furioso al respecto. Fue desgarrador ver a un animal que te gusta siendo tratado con absolutamente ningún respeto", indicó.

PUB/CM