El domingo será la oportunidad en que los chilenos podrán apreciar la superluna más grandes de los últimos 70 años, un fenómeno que se produce cuando la luna se encuentra en su punto más cercano a la órbita de la tierra.

Lo más recomendable para disfrutar el espectáculo, que está asociado popularmente a supersticiones, es cuando vaya apareciendo por la cordillera, cerca de las 21:30 horas en Santiago. En Arica será cerca de las 20:30, mientras que en Punta Arenas alrededor de las 22:30 horas.

La superluna del 14 de noviembre será especial porque coincidirá a la menor distancia entre la Tierra y su satélite natural desde el año 1948.

El fenómeno, que no se repetirá hasta el 2034, dejará a la luna a 356.512 kilómetros, comparado con la superluna de octubre que estuvo a 365.310.

A ello hay que sumar que se verá un 14% más grande y un 30% más brillante que la luna normal. Sobre el color, la distancia no genera ningún cambio.

El fenómeno será apreciable a simple vista y aunque no se necesitan telescopios para observarla, sería recomendable mirarla con binoculares para apreciar su esplendor.

Cabe mencionar que al año se divisan al menos 4 superlunas, que son los periodos en que coinciden el momento en que está más cerca de la tierra con la llena.

El término superluna fue acuñado en 1979 y genéricamente a las lunas llenas que pasan cerca del perigeo y que, por tanto, suelen provocar mayores fuerzas de marea (de hasta un 37% más intensas) y tienen un diámetro aparente más grande de lo normal.

PUB/NL