Los buenos modales son importantes, pero pocos veces encuentras que estos se estimulen en los precios de un producto.

En la pequeña localidad catalana de Llancà, España, un restaurante sí optó por privilegiar los buenos modales en sus precios. 

El Blau Grifeu tiene en su carta una tasa de café, a 5 euros (3.783 pesos chilenos) y además, “un café, por favor”, a 3 euros ($2.270) y “Buen días, un café, por favor”, a 1,30 euros ($983).

Entrevistada por el diario El País, la dueña del local, Marisela Valencia Madrid, aseguró que la oferta ha sido un éxito y que “"un poquito de simpatía no hace daño a nadie".

 

PUB/AOS