Naufragar en altamar, aunque hayan pasado siglos, todavía es sinónimo de muerte segura. Quien se queda en mar abierto se expone no solo a las fuertes tormentas o a los depredadores como los tiburones. La insolación (o hipotermia, dependiendo de la latitud) , la deshidratación y la muerte por inanición son los finales que muchos que sobreviven a un hundimiento padecen. 

Y entre más días pasan, se aminora la probabilidad de sobrevivir. Porque las corrientes arrastran a la persona, en el peor de los casos, a un lugar donde sea más difícil encontrarla todavía. Algunos náufragos se salvan por estar cerca a la zona costera. Pero otros no tienen posibilidades, al quedarse en medio de la nada. En lugares donde la costa está a miles, pero miles de kilómetros.

Pero Fan, una de mujer de Shanghai, estuvo en el mar 38 horas luego de caerse de un crucero y así y todo, sobrevivió. Fue rescatada por un pescador y de ese modo, sobrevivió para contar el cuento. Cayó desde el cuarto nivel del crucero en el que estaba. Eso equivale a una altura de siete pisos.

Youtube

Foto:

La mujer, de solo 31 años, quedó con heridas leves. Ella iba en un crucero de cinco días de Royal Caribbean de Shanghai a Corea del Sur y Japón. Y solo disfrutaba la vista hasta que pasó lo que pasó. 

Luego de que cayó al mar, no tuvo nada con qué agarrarse a la embarcación.  Pidió ayuda, pero nadie fue a auxiliarla, ya que era imposible escuchar sus gritos. Quedó a la deriva por casi cuatro días,  hasta que vio un bote de pescadores aproximarse. Sus padres, por otro lado, no se dieron cuenta de que desapareció, horas después de que Fan había caído. Y se resistieron a creer que ella estuviese viva, hasta que escucharon que se comunicó con ellos, reportó el portal "BBC".

La picaron medusas. No comió ni bebió nada. Durmió ahí, sobre el agua, antes de ser rescatada. En Sina Weibo, la red social más popular de China, no pueden creerlo. "No se alimentó con nada por 38 horas. ¿Y así y todo sobrevivió? Eso es un milagro", expresó un usuario.