Joyce Coffey no entendió la lección y fue detenida en cuatro ocasiones por la policía de New Hampshire, en sólo 26 horas, publicó Infobae.

El martes pasado, alrededor de las 15:00 horas, Coffey escuchaba a todo volumen a la banda de rock AC/DC, cuando la policía le llamó la atención.

Una hora después, los agentes recibieron otra llamada de un vecino molesto, pues la mujer ahora escuchaba a Gun's and Roses. Tras el desacato, fue arrestada y después liberada.

Cinco horas más tarde, la mujer volvió a ser detenida por ruidos molestos y excarcelada poco tiempo después.

Pero a la 1 de la mañana del miércoles, se repitió su forma de escuchar música. Una vez más, la detención y la liberación. El juez le pidió que usara audífonos.

Parecía que todo se calmaba, pero a las 6 de la tarde del miércoles, la policía regresó para arrestarla pues Coffey atacó a su sobrino con un sartén.

Según los informes de la corporación, el alcohol habría desatado los problemas.