La imagen de la piloto británica Kate McWilliams se ha tomado los principales medios europeos. ¿La razón? la joven de 26 años pasó todos los cursos para transformarse en capitana y pilotar aviones comerciales, y en su primer viaja, de Londres a Malta en Easyjet, compartió cabina con el copiloto Luke Elsworth, de 19 años.

Para la aerolínea, McWilliams es la capitana más joven del mundo junto a uno de los copilotos también mas jóvenes del mercado.

En CNN, la flamante capitana asegura que “me uní a los cadetes aéreos cuando tenía 13 años, en donde obtuve mucha experiencia de vuelo", dijo McWilliams, quien se interesó en los aviones tras asistir a un espectáculo aéreo a los 4 años.

Pero el gran sueño de esta capitana es que más mujeres se suman a esta carrera. Según CNN, de los 130.000 pilotos en el mundo, solo 450 son mujeres.

PUB/AOS