Regularmente nos enteramos de casos en los que los robots logran hazañas propias de las personas o que lograron derrotar a algún humano en cierta actividad, pero este video demuestra que los humanos aún podemos ser mejores que las máquinas en varios ámbitos.

En un comercial realizados por la empresa china de robótica KUKA se observa la forma en que un jugador de ping pong profesional logra derrotar a un robot, pese a empezar abajo en el marcador.

El alemán Tim Boll, ex número uno del mundo en ping pong, se enfrentó al robot Agilus en un encuentro realizado en Sofía, Bulgaría. Al principio la maquina adelantó el marcador frente a un sorprendido Boll; sin embargo, después de unos golpes, el humano comenzó a ganar puntos hasta remontar.

Al final del comercial, la marca KUKA acepta que su robot no es el mejor en la cancha de tenis, pero asegura que probablemente sea el mejor en robótica.

No existe manera de saber si se trataba de un partido continuo o una serie de disparos con guión.