Es cierto que cuando pretendemos redecorar un espacio o el hogar, lo primero que debemos controlar es cómo está el suelo. A veces el piso requiere de cuidados y necesita retocarse en ciertas zonas. Pero también es verdad que las alfombras pueden cubrir esas imperfecciones y convertirse, al mismo tiempo, en el objeto principal que reine en el estilo elegido en una composición determinada. En este caso las traemos a un primer plano, y te contamos cuáles son las tendencias decorativas que más triunfan en las alfombras, esta temporada.

Lo primero es señalar que son una pieza esencial en el hogar. No sólo permiten transmitir una sensación de calidez, sino que también pueden ayudar a dar a tu casa un estilo propio, con personalidad, o adaptado a la moda y las tendencias vigentes. La idea es que la alfombra sea un punto de apoyo visual a la hora de contemplar toda la composición decorativa de un lugar.

Tal como lo fueron el 2015, continúan siendo populares las alfombras estampadas o tejidas con formas geométricas. De tipo minimalista, tanto éstas como las rayadas tienen la ventaja de ser muy atractivas visualmente y, al mismo tiempo, suelen ser sofisticadas y atemporales. También están de moda los diseños orgánicos, llámense motivos florales o árboles, una buena forma de llevar la naturaleza al interior del hogar.

Las alfombras que utilizan dos colores o varios tonos de un mismo color, aportan un look multidimensional al suelo y permiten mayor flexibilidad a la hora de decorar. Los grises mantienen su vigencia porque son elegantes y versátiles; combinan bien con blanco y negro,  pero también con colores brillantes.

Otra alternativa se da en la mezcla de diferentes materiales o texturas, para crear mayor atractivo visual o aumentar la sensación de calidez, como combinaciones de pelo alto y corto, o mezcla de diferentes hilos.

Para los más sofisticados y amantes de la manufactura artesanal, existen algunos fabricantes que permiten personalizar las alfombras en función de los gustos o de las características del espacio. Incluso es posible montar las alfombras por piezas, como si se tratase de un puzzle. En este ámbito las últimas tendencias decorativas muestran alfombras que reproducen grabados famosos o imitan obras pictóricas. También se podrían considerar auténticos tesoros artísticos las piezas elaboradas  a mano con materiales naturales, en las que sus creadores vuelcan su tradición y creatividad.

Por otra parte, la tendencia ecológica sigue muy vigente en los diversos elementos decorativos, y las alfombras en este caso no quedan de lado, ya que se pueden fabricar reutilizando materiales como el plástico, el corcho o el cuero envejecido. Ahora, lo que está muy de moda es combinar esos materiales sostenibles con fibras naturales, especialmente en tonos verdes y tierra.

Otra tendencia decorativa muy atrevida es la alfombras vintage, que pese a que como tal posiblemente pasará de moda, son perfectas para dotar de personalidad a una zona de la casa en la que no estemos demasiado tiempo para que no lleguen a cansar, o que pensemos cambiar en un período breve.

Aunque tiene una tradición de ya muchísimos años, la alfombra persa vuelve a cobrar protagonismo. Cabe destacar que se reinventa y va sustituyendo, por ejemplo, los motivos florales por líneas geométricas. Todo ello sin dejar de lado su elemento artístico esencial, esto es, el tejido, que muestra una cultura  que proviene de la edad del bronce y cuya fama –actualmente asociada al mercado del lujo– contrasta con los modestos inicios de las tribus nómades de Persia.

Como puedes comprobar, las tendencias en decoración con alfombras ofrecen propuestas para todos los gustos. Ahora te toca elegir la que sea tu favorita, llevarla a tu hogar y generar un sello distintivo, cálido y representativo.

En enero pasado fue la última versión de Domotex, la principal feria mundial del rubro en la cual cientos de expositores presentaron su oferta y las últimas tendencias en alfombras y revestimientos de suelos. Se realiza cada año en la ciudad de Hannover, Alemania. Con alrededor de 1.400 expositores, atrae –en sus 4 días de funcionamiento– más de 40 mil visitantes.