IE FRP –sigla en inglés para Fibre Reinforced Plastic– es el Plástico Reforzado de Fibra de Vidrio, y se utiliza mundialmente hace más de 50 años en múltiples industrias como la minería, la aeronáutica y la construcción. Sin embargo, su uso en rejas y barandas es bastante más reciente. Y sus ventajas, frente a otros materiales más convencionales, son varias. “Debido a sus características estéticas y de alta resistencia a la corrosión, las barandas y rejas de FRP son muy recomendadas para ser utilizadas en especial en zonas del borde costero”, asegura Gloria Gil, arquitecto de la división industrial de Femoglas, pionera en Chile en el uso de productos en plástico reforzado con fibra de vidrio y policarbonato. Llevan aproximadamente cinco años dedicados a este tipo de proyectos en zonas de la Cuarta Región, principalmente en ciudades como Coquimbo y la Serena.

Conocido comúnmente como fibra de vidrio, su origen se remonta a la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un material ligero, resistente y fácil de moldear, por lo que es muy usado en la elaboración de piezas de formas suaves y complejas. En la industria náutica se utiliza para confeccionar el casco de algunas embarcaciones; en aeronáutica y en la industria automovilística, para piezas y carrocerías, y en el sector de la construcción en perfiles y como envolvente o fachada en edificios singulares, con formas de curvatura irregular. “Es ideal para ambientes corrosivos y de desgaste, como lo es la zona costera. Se fabrica con protector UV, el que aumenta su durabilidad. Además su peso es un 70% más liviano que el acero, lo que simplifica el traslado, la manipulación e instalación de los perfiles”, explica la profesional.

¿Qué duración tiene? ¿Requiere de mantención?

Una de las principales ventajas del FRP es que tiene una larga vida útil y no requiere mantención, por lo menos hasta pasados 10 años desde su instalación. Eso es fantástico, porque otro tipo de productos se oxidan más fácilmente. En este caso, sólo debe limpiarse del polvo.

¿Cuáles son los productos que reemplaza?

Permite sustituir materiales más convencionales como son el acero, el PVC o la madera, y en algunos casos el aluminio, especialmente en los ambientes más corrosivos.

¿Cuál es su ventaja estética, frente a otros materiales?

Como solución arquitectónica tiene el beneficio de no limitar o cortar la vista. Como las barandas son de vidrio, la vista se mantiene y se permite la continuidad panorámica, la que por lo demás en zonas costeras suele ser aún más importante. En especial si hay lindas vistas hacia el mar, los cerros u otros paisajes, como ocurre principalmente en la costa chilena.

Los materiales FRP ofrecen un número de ventajas interesantes al compararse con los usados en sistemas convencionales de reparación y rehabilitación estructural. Estas ventajas han dado lugar a un aumento exponencial en su uso desde principios de la década de los 90.

Principales características:

• Resistencia a la tensión.

• Ligero en peso (70% menos que el acero).

• Alta resistencia a la corrosión, la intemperie y el desgaste.

• Buen aislante térmico, acústico y eléctrico.

• Compatibilidad de expansión o contracción térmica con otros materiales estructurales.

• Excelente comportamiento a la fatiga.

• Ideal para ritmos acelerados de construcción (se instala en una fracción del tiempo requerido por métodos convencionales).

• Los productos pueden ser manipulados en obra sin necesidad de equipo de izaje o montacargas.

• Versatilidad para ser aplicado a todo tipo de geometrías de elementos estructurales.

Sin embargo, es importante señalar que su utilización también tiene desventajas. como son la dificultad de reciclaje, el mal comportamiento frente al fuego –el resultante de su combustión es tóxico– y la ausencia de normativas que regulen u orienten sobre su uso, ya que las propiedades del material varían notablemente dependiendo del proceso de elaboración, la cantidad de fibra, y el tipo de resina empleado.