Actualmente en Chamisero hay más de 2 mil casas construidas o en proceso de construcción y más de 1.500 familias habitando, es decir alrededor de 6.000 personas. Y se espera que se alcance un 50% del total de las 7.819 viviendas aprobadas por el Estudio de Impacto Urbano en los próximos 5 a 6 años. Aquí te contamos cuáles son las 7 razones para vivir en Chamisero:

1. Cercanía: El sector de Chamisero está ubicado a solo 7 minutos de Vitacura, accediendo por la Radial Nororiente. Esto lo convierte en la extensión natural de la zona oriente, pero con la posibilidad de tener una mejor calidad de vida.

2. Menos UF por metro cuadrado: Todo esto se suma a que los valores de las viviendas en Chamisero son considerablemente inferiores a los del resto de la Zona Oriente de Santiago. Por ejemplo, el m2 en Vitacura puede costar 90 UF. En Las Condes, 87, y en Lo Barnechea, 82 UF, según indica el Informe de Mercado Inmobiliario del Gran Santiago  de GFK Adimark. En Chamisero los precios llegan en promedio a las 60 UF por m2.

En una época en que se evidencia una contracción de la economía en general, Chamisero se transforma en una opción real de mejorar la calidad de vida con una alternativa inmobiliaria equivalente a la que se ofrece en la Zona Oriente, pero con más metros cuadrados, precios más convenientes, con una muy alta probabilidad de plusvalía y con cada vez mayor consolidación de servicios.

3. Vida de barrio: El perfil de las familias que se trasladan hasta este sector son matrimonios jóvenes con hijos pequeños. Son profesionales que trabajan en Santiago y buscan cercanía con sus oficinas, pero también casas más amplias que las que pueden encontrar normalmente, con calidad arquitectónica y ubicadas en un entorno tranquilo y cercano a la naturaleza.

La sicóloga Constanza Gamboa y su familia viven hace dos años en Chamisero. Llegaron al barrio porque sus hijos estudian en la Alianza Francesa, que ha establecido ahí una nueva sede. “Nos sedujo la combinación buen colegio, con calidad de vida. Los niños se van caminando al colegio, se juntan, corren, entran y salen de una casa a otra, juegan en las plazas. Realmente hacemos una vida de barrio. Andan en bicicleta alrededor del condominio y yo me quedo tranquila’’.

“En Santiago vivíamos en Presidente Riesco y el ruido era terrible. Cuando llegamos fue súper agradable. Por ejemplo, todavía hay animales que circulan, gente a caballo, aún hay una cosa como de vivir en región’’.

4. Colegios con tradición: Los desarrolladores de los proyectos inmobiliarios han seleccionado a los comercios invitados a participar, y hoy cuentan con dos supermercados; además de dos colegios laicos bilingües (Dunalastair y Lincoln International Academy); el colegio trilingüe Alianza Francesa; el primer Starbucks del país con atención al auto; comercios como lavasecos, centros de estética y prontamente contarán con una estación de servicios. Por otra parte, en el sector de Chicureo, muy cercano a Chamisero, hay una atractiva oferta de restaurantes, comercio, y entretención. 

5. Seguridad: La seguridad es un tema prioritario para quienes pensaron Chamisero. Es una de las principales razones por las que estas familias prefieren vivir aquí. Es por eso que diseñaron este barrio con sólo dos accesos de primer nivel (por Autopista Nororiente y por la Avenida del Valle), como si fuese un gran condominio.  Además existe un convenio con la Municipalidad de Colina a través del cual realizan rondas externas a los condominios con 2 vehículos de seguridad ciudadana exclusivos para Chamisero. Además, todos los barrios están organizados como condominios que tienen acceso controlado.

6. Más Áreas Verdes: En la Región Metropolitana existe un déficit de áreas verdes, lo que se relaciona directamente con la calidad de vida de las personas. La Organización de Naciones Unidas indica que el ideal es contar con 16m2 de áreas verdes por persona y la Organización Mundial de la Salud recomienda al menos 9m2. Sin embargo, en la RM hay un promedio de solo 3,4 m2 por habitante.

Vitacura lidera el ránking con 40,4m2, Providencia tiene 13,9m2, Lo Barnechea 13,2m2 y Las Condes 12,4.

El master plan de Chamisero considera un 11% del total de su superficie urbanizable destinada a áreas verdes macro, lo que corresponde a más de 330 mil metros cuadrados. A esto se le suman todas las plazas interiores que se han construido en cada condominio. Esto implica que las áreas verdes en Chamisero representan hoy una cifra muy por sobre el promedio de la Zona Oriente. Estas zonas están habilitadas además con ciclovías, juegos, equipamientos deportivos y senderos peatonales, que permiten desplazarse internamente a pie o en bicicleta.

Chamisero cuenta además con 550 hectáreas de áreas de preservación ecológica con fauna y flora protegida medioambientalmente. El sector se ha reforestado con especies nativas, principalmente quillay, peumo, pimiento, arrayan, maitén, espinos, entre otros.

7. Menos contaminación: Un factor relevante que da valor a este barrio, es que hay una considerable diferencia en la contaminación atmosférica y acústica respecto de otros sectores. Por su ubicación geográfica, hay menos ruido y menos contaminación.