Una de las fiestas más esperadas del año, especialmente por los niños, es la Navidad. Y si bien muchos intentamos enfocar la celebración en el espíritu que la anima, es fácil caer en la tentación del consumo y en la vorágine del fin de año, que no nos permite disfrutarla como corresponde. En este escenario, una diseñadora de la Universidad del Pacífico comparte algunos consejos que se convierten en pequeños gestos que hacen posible el cambio de foco.

“Los adornos navideños son una gran oportunidad de trabajar en familia y ahorrar”, señala la directora de la Escuela de Diseño de Vestuario y Textiles de la Universidad del Pacífico, Paulina Romero.

En este punto indica que “hay muchas posibilidades de elaboración de acuerdo a las preferencias de cada uno e, incluso, reciclando materiales o telas de ropa en desuso se pueden elaborar objetos muy atractivos”.

Para ello, la docente presenta algunas alternativas sencillas que podemos encontrar en la web. “Acá cada uno puede interpretar o modificar los diseños de acuerdo a lo que más le guste o los materiales que tiene en casa. Además son fáciles de realizar, no requieren de mucho tiempo y sólo bastan pocos implementos con los que se pueden obtener resultados muy interesantes”, asegura.

No cabe duda que el arbolito navideño es un imperdible en todo hogar durante estas fechas. Ya sea de colosales tamaños o con tendencia minimalista, es uno de los principales objetos que podemos intervenir.

Un ejemplo es el que se presenta en el sitio Raibow Flower con sencillos y entretenidos adornos, como es una bola brillante decorada completamente con lentejuelas, otorgando un ambiente único y fashion al mismo tiempo.

Otro popular sitio para extraer ideas exclusivas es Pinterest. En un rápido recorrido se pueden ver alternativas para todos los gustos realizadas en tela de pañolenci, como hermosas estrellas o mini pinitos para sobreponer en el mismo árbol o para realizar decoraciones libres en toda la casa.

¿Dónde encontrar más datos para inspirarse y en forma sustentable? Paulina Romero recomienda A Little Craft your day, que presenta atractivas ideas para reciclar y apoyar al planeta en esta Navidad, como por ejemplo, pequeñas flores realizadas a partir de botellas plásticas desechables. En la misma línea, en Kelly´s Little dreams podemos sacar patrones para hacer pinitos con cierres y botones en desuso y múltiples adornos con vasos de plumavit, palitos de helado, rollos de papel higiénico, tapas de botellas o perros para colgar la ropa, por nombrar algunos.

A LA CHILENA

Por su parte, Kaikai, marca de diseño 100% hecho en Chile,  realizó una investigación sobre cómo celebrábamos la Navidad en Chile en el XIX y quiso rescatar estas tradiciones creando la colección Pascua Chilena.

En el siglo XIX el epicentro de las celebraciones navideñas era la Alameda de las Delicias, colmada de fondas, flores, villancicos y ofrendas a la Virgen. Era una celebración carnavalesca, donde los ciudadanos bebían y comían en la calle, regalando frutas y depositando canastas en los pesebres apostados afuera de las iglesias.

Esta serie que rescata esta tradición, está compuesta por calendarios de adviento, adornos, guirnaldas y tarjetas llenas de frutas y color que le dan un sentido y diseño a esta navidad veraniega que se vive a este lado del mundo. Sin nieve, ni renos, ni viejos pascueros.

Kaikai se destaca por rescatar Chile en un lenguaje contemporáneo, no sólo las tradiciones, sino que también cómo hablamos, nuestros íconos, paisajes y monumentos. Puedes ver más de sus productos en  www.kaikai.cl.