Elisa Strozyk es una diseñadora alemana de 34 años y ha sido distinguida con el Premio al Diseño que entrega el Gobierno de ese país. ¿Por qué? Porque tuvo la idea de innovar y crear textiles de madera, trabajo que inició en 2008 con el nombre de Wooden Textiles, y que la ha llevado a las ferias de diseño más prestigiosas. “Se trata de un material que tenemos siempre en nuestro entorno, y eso da mucha confianza”.

Aunque antes experimentó con tejidos de vidrio y hasta con metal, se quedó con la madera porque “la madera es un material vivo, que ha crecido en forma natural, tiene su propia estructura y carácter, y eso se nota”. Describe los textiles de madera como “una nueva experiencia táctil. Es un material mitad madera, mitad textil, entre duro y suave, que desafía lo que uno puede esperar. Se ve familiar y huele familiar, pero se siente extraño, porque se puede mover y tomar formas inesperadas”.