Ahora que se lleva la mezcla de estilos, de elementos antiguos con modernos, lo rústico con lo Shabby Chic, todo con el objetivo de recrear un ambiente acogedor en livings, dormitorios y comedores, es primordial contar con una oferta variada pero sin que se escape del presupuesto, para también tener la posibilidad de redecorar cada cierto tiempo. A excepción de inversiones que se consideran “clave”, como una mesa de comedor de calidad o un sillón atemporal, el resto de los elementos para decorar pueden buscarse tanto en mercados y barrios de piezas recicladas –que encajan en cualquier propuesta decorativa– como en comercio considerado “low cost”.

En este último destacan los ex mueblistas de Franklin que ahora, instalados en dos galpones en el sector de Buenaventura, en Quilicura, mantienen su oferta de muebles que los hicieron conocidos, pero muchos también se han diversificado e instruido, buscando satisfacer a un público mucho más exigente. Este es el caso de Erick Trevisi, uno de los socios fundadores de Aires del Mueble –cooperativa que logró unir a los ex mueblistas de Franklin– y reciente ganador del tercer lugar del III Concurso Diseño de Muebles Masisa Red, en el que participan diseñadores de muebles de todo el país.  “Todos creen que porque venimos de Franklin hacemos sólo un tipo de mueble más bien básico, pero lo cierto es que nos hemos estado preparando en forma permanente, porque queremos mejorar la oferta. Y no hay que olvidar que somos mueblistas, es lo que nos gusta y lo que queremos ofrecer, no sólo calidad y buenos precios, sino también innovación en el diseño”.

El recorrido por los dos galpones es un viaje por todas las tendencias y estilos. Hay algunas piezas tipo vintage –especialmente en arrimos, veladores, mesas, sofás y cómodas– con la estética de principios del siglo 20; otros más retro, en los que destacan colores fuertes y estampados de personajes de los años 40 y 50; locales especializados en sillones estampados o con combinaciones llamativas como café con calipso; también muebles de gran tamaño fabricados 100% en madera rústica, y mención aparte para la oferta de mobiliario infantil, con diseños muy originales. “Siempre vamos informándonos de nuevas tendencias, para sorprender y ser mucho más que los económicos muebles de Franklin”, explica Trevisi.

Los galpones de Aires del Mueble, están en San Ignacio 701 y 851, Buenaventura, Quilicura. Atienden de lunes a jueves de 11 a 19; viernes de 11 a 19.30; sábados de 10 a 20, y domingos de 10 a 19 horas.