Ubicación, áreas verdes, cercanía a comercios y locomoción colectiva, son algunos de los requisitos que se tienen en cuenta a la hora de comenzar la búsqueda del primer departamento. Sin embargo, para muchos actualmente se suma la necesidad de que dicha propiedad quede exenta de IVA, lo que es fundamental para ahorrar una considerable suma.

La elección de la primera vivienda es un tema importante, ya que se trata de una inversión que puede marcar la diferencia entre una residencia temporal o la definitiva.

El 2015 fue un año excepcional para el mercado inmobiliario, debido a que las cifras alcanzaron niveles históricos. Según datos de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) se vendieron un total de 43.994 viviendas en Santiago, un 26,8% más que el 2014. El anuncio de la incorporación del IVA a partir del 2016, sumada a las atractivas tasas crediticias y a las nuevas exigencias de previsiones a la banca respecto a las colocaciones hipotecarias que se materializaron a partir este año, fueron incentivos relevantes para anticipar y promover la inversión en el área.

Pero, ¿en qué fijarse antes de adquirir un departamento y que ojalá éste quede exento de IVA? El subgerente comercial de Ralei Grupo Inmobiliario, Andrés Kuppermann, entrega algunos consejos clave. Como señala el ejecutivo, las viviendas que quedarán exentas del Impuesto al Valor Agregado (IVA) serán aquellas que “cuenten con el permiso de edificación previo al 1 de enero de 2016, y cuya obra finalice durante este año, sin necesidad de promesar las ventas”. Además, la fecha de término de la obra puede ser efectiva a contar del día en que la inmobiliaria ingresó la solicitud de recepción municipal.

Un aspecto importante a considerar, explica Kuppermann, es que “también estarán exentas de IVA las promesas de compra con subsidios del Estado”.

Lo que no puede faltar al elegir un departamento:

1. Ubicación: Considerar una buena conectividad con el trasporte público, independiente si se es o no propietario de un auto, pues asegura plusvalía en la propiedad en caso de que quiera venderla en el futuro y mayor demanda en caso que quiera arrendar.

2. Estacionamientos: Con el crecimiento del parque automotriz en el Gran Santiago, se hace indispensable un edificio con estacionamientos suficientes para propietarios y visitantes, pero aún más, con estacionamientos para bicicletas, que permitan a los residentes trasladarse por la ciudad sin necesidad de ocupar el auto y que, de paso, contribuya a descongestionar calles y autopistas, fomentando así el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano. 

3. Facilities: Si bien Santiago cuenta con numerosas áreas de esparcimiento,  tener zonas para la práctica de deporte y juegos infantiles implementadas en el mismo lugar donde se vive es, sin duda, sumamente importante, ya que permite desarrollar la vida al aire libre. Considerando que las áreas comunes son una extensión del departamento, contar con lavanderías, salas multiuso con conexión a Internet, entre otros, son determinantes a la hora de escoger un edificio.

4. Equipamiento y terminaciones: Los detalles en cuanto a la calidad de los materiales utilizados en el departamento, como pisos, alfombras, ventanas, así como el equipamiento de la cocina y resto del departamento, debe ser un punto importante a tener en cuenta.

5. Ahorro y Sustentabilidad: Los gastos comunes son un tema determinante a la hora de elegir un proyecto inmobiliario. Por ello, hay que poner atención en los atributos sustentables, ya que pueden contribuir a bajar las cuentas de agua y luz de los residentes.