Las necesidades del cliente van cambiando casi tan rápido como la aparición de nuevas tecnologías. Es por eso que la industria inmobiliaria se ha debido adaptar a estas nuevas exigencias, incorporando las últimas herramientas que facilitan la experiencia de compra del consumidor.

“Hoy en día la tecnología se ha convertido en un instrumento indispensable para la vida cotidiana, y es una herramienta recurrente para tomar todo tipo de decisiones. Las personas tienen poco tiempo, y la búsqueda de una vivienda es algo que requiere, sin duda, mucho tiempo, dedicación y sobre todo información. Nadie quiere equivocarse en esa decisión, y estas herramientas buscan y logran que el cliente se acerque a ese producto hasta incluso sentirlo”, comenta José Luis Calderón, gerente de marketing de Almagro.

Y es que las aplicaciones sin duda permiten crear una experiencia de compra diferente, tal como lo explica Valeria Gori, gerente comercial de Socovesa Santiago, empresa donde han comprobado que “lo digital es más versátil, instantáneo y transmite mucho mejor ciertos atributos que el papel. Si el cliente se conecta con el proyecto siente ese calce con que diseñamos nuestras casas, y aprecia el valor diferencial de éstas”.

Si retrocedemos en el tiempo, hace una década la venta de los proyectos no se concretaba, muchas veces, hasta que el departamento o casa piloto no estuviera 100% listo y “visitable”, de manera que el futuro comprador pudiese realmente ver los espacios e imaginar cómo quedarían sus muebles o decoración. Hoy, cuando es mucho más común la venta en verde e incluso en blanco –prácticamente “en el aire”– la tecnología ha pasado a enriquecer la experiencia de cotización y compra; por ejemplo, José Ignacio Forteza, gerente general de Inmobiliaria Vertical, señala que “en los últimos dos años, aproximadamente, hemos observado la penetración de herramientas como las visitas virtuales de pilotos, los tótems interactivos en las salas de ventas y vistas en 360° de la ubicación donde se emplazará el proyecto, que es simulado a través de renders de alta calidad”.

Tecnologías 3D

¿De qué tecnologías estamos hablando? Depende de la inmobiliaria. Almagro, por ejemplo, hace cuatro años que empezó por integrar las tecnologías digitales, renovándose con soportes que entregan mayor detalle e información actualizada de sus productos, donde la clave es que son fáciles e intuitivas. Algunas de las aplicaciones son las pantallas táctiles en las salas de venta, gráficas y animaciones 3D, con recorridos de los departamentos y fachadas de los edificios. “También ofrecemos vistas aéreas obtenidas a través de un drone, donde insertamos el edificio 3D por medio de trackeo de cámara y fotografías aéreas, donde mostramos cuál va a ser la vista del departamento, atributo clave para quienes buscan vivir en altura”, señala Calderón.

En el caso del mercado de oficinas, las innovaciones más importantes se enfocan en las páginas web de los proyectos, como es el caso de inmobiliaria Vertical, donde se utilizan para potenciar al 100% la comunicación directa con los clientes, actualizando permanentemente las fotos y videos, para así dar una mejor experiencia al usuario digital. Además están implementando el uso de la aplicación Waze, para ayudar a los cotizantes a llegar de manera fácil a las salas de ventas.

En Inmobiliaria Fernández Wood Vizcaya ofrecen la realidad inmersiva en 3D, con la cual es posible apreciar espacios, terminaciones y distribución. Tanto esta tecnología como las pantallas touch en las salas de ventas ayudan a una mejor comprensión del proyecto, sin necesidad de esperar a su total finalización o visita in situ.

Pero no se trata, simplemente, de “subirse al carro” de la tecnología. Clave es conocer el cliente al cual van dirigidos los diferentes proyectos y sus gustos personales, entre ellos, la música. Spotify, el servicio de descarga de música on line, fue una de las plataformas elegidas por inmobiliaria Lo Campino, por ejemplo, para desarrollar un importante proceso de marketing digital durante el último trimestre, el cual según cuenta Jessica Arata, subgerente comercial, ha dado muy buenos resultados, principalmente con los formatos de Bilboard, que son de un alto impacto. “Así hemos logrado mostrar una fuerte personalidad de marca y alinearnos con las necesidades actuales de nuestros futuros clientes”, agrega.

Si tenemos en cuenta que –según el estudio “Big Data”, elaborado por Movistar entre 4 millones de usuarios en julio recién pasado– Facebook cuenta con un 88% de penetración, YouTube con un 85%, WhatsApp un 83%, Google un 82% y Gmail un 75%, era de suponerse que las inmobiliarias verían en las redes sociales otro importante canal de comunicación. En este sentido, Ralei Grupo Inmobiliario potencia sus proyectos a través de Instagram, Facebook y un canal propio de Youtube, como una manera de darlos a conocer y entregar información de ellos, mientras que Brotec-Icafal decidió crear el micrositio “Conoce tu barrio”, donde a través de la plataforma Google es posible ubicar geográficamente sus proyectos y los diferentes puntos de interés alrededor del mismo, como colegios, malls, supermercados, restaurantes, y las distancias más convenientes entre el proyecto y dichos puntos. “Esto permite al cliente suponer cómo será su vida en ese proyecto”, indica Gabriel Poblete, jefe de marketing digital de la empresa. De la misma inmobiliaria es la plataforma VIVE, donde al momento de firmar la promesa de compra el propietario recibe una llave virtual (contraseña) que le permite revisar el estado de avance de las obras online a través de fotos, videos y planos de la vivienda, además de informarse de beneficios, eventos o tips de decoración, entre otros.