Lo mejor de un balcón o terraza de departamento es, cuando se puede, la vista. Siempre soñamos con contemplar desde ella la playa, una zona verde o una ciudad impresionante. Pero la realidad es que muchos debemos contentarnos con una terraza urbana, pequeña, muchas veces sólo un balcón. ¿El desafío? Que ni el ruido, la contaminación, ni las miradas indiscretas de vecinos o transeúntes impidan hacer de ella un lugar perfecto y precioso para descansar o juntarse con los amigos.

Para los espacios pequeños hay una serie de tips que se deben tener en cuenta para aprovechar cada rincón. Siempre queda bien una mesita redonda pequeña, o un velador que ya no usas en un dormitorio; las sillas, apuesta segura son las plegables; no olvides unos buenos cojines; un baúl o pouf donde puedas guardarlos y que también sirva de asiento, y ojalá sea todo en un mismo color o terminaciones, para lograr una unidad visual que aporte amplitud.

Marian Zink y Valeria Steffens son las dueñas del www.terrazachic.cl, una tienda online que busca ser la plataforma que reúna en un solo lugar todo tipo de soluciones, ideas y servicios para arreglar la terraza. Venden productos propios, de terceros y también disponen de un directorio de profesionales especialistas en terrazas, quienes ofrecen sus servicios a través de ellas. Para estas jóvenes emprendedoras “cada vez está más ‘in’ aprovechar las terrazas de las casas y balcones de los departamentos, aunque sean pequeños.

En ese sentido, nuestra principal recomendación es, antes de comprar cualquier cosa, pensar muy bien para qué vamos a usar ese espacio. ¿Lo queremos para hacer asados? ¿Para relajarnos un rato con un buen libro? ¿Queremos transformarlo en un jardín exuberante? Con eso claro podemos empezar a buscar el mobiliario, accesorios y la decoración. Por ejemplo, si el uso principal van a ser los asados, es esencial comprar una parrilla del tamaño preciso para el espacio disponible, tal vez una mesa alta con  pisos altos, unos maceteros para barandas (para poner algo de verde pero sin que las plantas impidan la circulación de las personas) y uno que otro accesorio colgante que decore sin molestar”.

Si el objetivo del balcón o terraza es que sea un espacio de relajación, sugieren comprar una buena silla o sillón que permita permanecer cómodos por un buen rato, una mesita baja y dejar un rincón del balcón para llenarlo de plantas, poniéndolas en distintos niveles con portamaceteros o con una repisa tipo escalera. “Lo más importante es que todo lo que elijamos sea de buena calidad y pensado para el exterior: muebles que no se destiñan ni estropeen con el sol y la humedad, y textiles antimanchas y con filtro UV”.

¿El desafío?

Que nada –ni vecinos, ni ruido, ni una fea vista– impida hacer de la terraza o balcón un lugar perfecto.

¡Qué no falten las plantas!

Colócalas en macetas de cerámica, madera o aluminio, de diferentes tamaños, estilos y procedencias. La composición quedará muy decorativa. Las plantas pequeñas quedan bien en macetas que puedas mover, y las mayores, en jardineras fijas. Tampoco está de más colocar plantas de diferentes alturas y agruparlas en macetas pequeñas y grandes.