La comuna de Santiago reúne importantes atributos que lo transforman en un sector privilegiado para vivir. Entre las ventajas más importantes destacan sus excelentes accesos, cercanía con universidades, amplia variedad de restaurantes, museos, iglesias, cines, teatros y una completa y variada oferta comercial y de servicios.

Adicionalmente, la presencia de barrios históricos y edificios patrimoniales entrega un mayor atractivo y valor agregado a la capital. Y son justamente sectores como los barrios Bellas Artes, Lastarria, Brasil, Yungay o Concha y Toro, por nombrar algunos, los que han conquistado las preferencias de jóvenes, solteros y universitarios, en mayor medida.

Según datos aportados por el municipio capitalino, todos los barrios de la comuna gozan de cierto atractivo arquitectónico, patrimonial y urbanístico, razón por la cual se está trabajando para protegerlos mediante diversas modificaciones al Plano Regulador Comunal de Santiago, con la finalidad de resguardar su identidad, embellecer los barrios y generar una mejor calidad de vida para los vecinos.

Barrios históricos

A principios del 2006 surgió este fenómeno de “identificación” con los barrios históricos de la comuna. Lo cierto es que por una parte entregan una arquitectura y un ambiente distinto a sus habitantes, pero también, y no menos importante, más calidad de vida reflejada en áreas verdes, patrimonio histórico y actividades al aire libre. De esta manera, sectores como Brasil, Lastarria, Concha y Toro y Yungay, entre muchos otros, se empezaron a posicionar como lugares de interés turístico, en base a su rica historia y patrimonio.

La Ley de Monumentos Nacionales rige las Zonas Típicas y señala que éstas tienen mayor valoración histórica, arquitectónica y urbana que las Zonas de Conservación Histórica. Junto con esto, destaca la iniciativa llamada Programa de Fortalecimiento de Barrios Comerciales, ejecutado por el Servicio de Cooperación Técnica, Sercotec. En Santiago Centro, por ejemplo, “este programa rescata nuestros barrios tradicionales. Estamos diciendo que al Estado le interesa cuidarlos, no sólo por el aspecto económico, sino porque son parte de nuestra identidad. En ellos hay cultura y se refleja la historia de la ciudad”, declara la actual alcaldesa Carolina Tohá.

Asimismo, el municipio en 2014 elaboró un nuevo plano regulador que significó una regulación de la construcción en altura, zonificada por partes. Por ejemplo, en calles como San Diego se puede llegar a los 7 pisos, mientras que en Vicuña Mackenna hasta los 16 pisos, evitando así las construcciones invasivas, lo que busca proteger a las zonas tradicionales de la comuna del avance inmobiliario.

Tours patrimoniales

El mismo municipio de Santiago cuenta con tours gratuitos para conocer la ciudad, su patrimonio, arquitectura y zonas típicas:

* Cerro Santa Lucía. Se realiza todos los domingos y lunes, desde la Oficina de Turismo del Cerro. A través de este recorrido los visitantes podrán conocer su historia y descubrir sus rincones más emblemáticos. El Cerro Santa Lucía fue transformado en parque público en 1872 por el intendente de la época, Benjamín Vicuña Mackenna, y declarado Monumento Nacional en 1983. Es uno de los parques más visitados de la ciudad.

* Santiago paso a paso. Circuito que se inicia en la Plaza de Armas y continúa con el ingreso a la Catedral Metropolitana y la visita exterior al Ex Congreso Nacional, Palacio de Tribunales, Palacio de La Moneda y la Bolsa de Comercio.

* Ruta de Iglesias. Recorre los templos de las principales órdenes religiosas que llegaron al país en el siglo XVI. Se conoce la Iglesia de Santo Domingo, la Catedral Metropolitana, la Basílica de La Merced, la Iglesia de San Agustín y la Iglesia San Francisco.

* Descubriendo el Barrio Lastarria. Este tour es una invitación a conocer un barrio que destaca por  su sello de modernidad y vanguardia en medio de Santiago. Su desarrollo urbano se originó a mediados del siglo XIX, con la construcción de la Parroquia de la Vera Cruz, y se consolidó con la trasformación del Cerro Santa Lucía en un parque público, la creación del  Parque Forestal y la construcción del Museo de Bellas Artes, entre 1872 y 1910. El recorrido se inicia en el Cerro Santa Lucía y continúa en el Centro Cultural Gabriela Mistral, la Casa Taller Luciano Kulczewski, el Parque Forestal y el Museo Nacional de Bellas Artes, entre otros atractivos.

* Santiago Popular. En él se puede conocer la identidad de Santiago, presente en el patrimonio, armas y productos típicos del área norte de la comuna de Santiago. Durante el tour se conoce la historia de la Iglesia de Santo Domingo, el Mercado Central, la Estación Mapocho y La Piojera. El recorrido considera cruzar el río Mapocho para entrar en el movimiento de La Vega Central y el Mercado Tirso de Molina, donde es posible encontrar expresiones de la cultura popular, artesanías y comidas típicas.

Los barrios históricos por una parte entregan una arquitectura y un ambiente distinto a sus habitantes, pero también más calidad de vida reflejada en áreas verdes, patrimonio histórico y actividades al aire libre.