¡Chile bicampeón de América! Cómo lo hemos disfrutado los chilenos. Miles de personas celebrando a lo largo del país, entre las que me encuentro, y constatando que el deporte es un signo de unión.
 
Ahora nos mentalizamos para el Mundial de fútbol y los próximos Juegos Olímpicos que se realizarán en Río de Janeiro. Sin embargo, hay un grupo de chilenos que no cuentan con la tribuna mediática de los deportes masivos, pero que también se concentran y enfrentan desafíos.
 
Por ejemplo, por primera vez la selección nacional de básquetbol femenino enfrenta un sudamericano en silla de ruedas en Cali, Colombia, donde Daniela Zapata, Luz Carrasco, Marcela Escobar, Noemí Álvarez y Jeisy Vilches darán la cara por nuestro país. Recodar la medalla de plata obtenida por Cristian Dettoni y Matías Pino, en el Open de Tenis de Mesa Paralímpico de Rumania;  la presea de oro de Juan Carlos Garrido, quien ganó su medalla en la Copa del Mundo de Pesas Paralímpicas, y cómo olvidar la primera medalla de oro obtenida en las Olimpiadas Paralímpicas que trajo Cristián Valenzuela.
 
Hoy quiero hacer un pequeño homenaje a los deportistas paralímpicos y a todos aquellos que en forma anónima muestran día a día que la inclusión es posible.  Quienes hacen la cancha más pareja para las personas con discapacidad. Son un deportista más, con las ganas de triunfar, tal como lo han hecho Eduardo Vargas, Alexis, Bravo, Vidal o Gary Medel. Su arrojo es el mismo.  
 
No olvidemos a Alejandro Arellano (atletismo), Andrea Guzmán (bochas), Carlos Aranda (bochas), Cristián Dettoni (tenis mesa), Cristián Valenzuela (atletismo), Francisca Castro (natación), Francisca Mardones (tenis), Francisco Cayulef (tenis), Germán Calderón (bochas), Hugo Llancafil (bochas), Jorge Carinao (levantamiento de pesas), Juan Carlos Garrido (levantamiento de pesas), Katherine Wollermann (canotaje), Macarena Cabrillana (tenis), Macarena Quero (natación), María Antonieta Ortiz (tenis), María Paz Díaz (tenis), Róbinson Méndez (tenis) y Ruperto Morales (tenis de mesa), entre muchos otros.
 
Hasta ahora, 13 de ellos nos representarán en los XV Juegos Paralímpicos de Río 2016, que se llevarán a cabo entre el 7 y el 18 de septiembre de este año; competidores que lo darán todo por obtener un triunfo más para el país… por mantener el espíritu de ganadores.
 
Como he dicho, el deporte y la recreación pueden ser inclusivos. Autoestima más alta, superación, trabajo en equipo, son sólo algunos de los positivos aspectos que traen consigo.  Entonces, si para los especialistas, para usted, para mí, son claras las ventajas que traen consigo, ¿por qué el país no lo considera una política de Estado? ¿por qué aún falta para que las autoridades vean la discapacidad desde el derecho y no desde la lástima o la caridad?
 
El primer paso es que el Senado despache el proyecto de ley que incorpora el deporte adaptado y paraolímpico a la Política Nacional del Deporte, iniciativa que permitirá que todas las personas con discapacidad tengan acceso a educación física, práctica deportiva, salud, bienestar físico y mental, integración, ocio y todas las posibilidades que el deporte ofrece.
 
Esta iniciativa, que se discute desde el 2014, no puede seguir esperando. Será una ventana para las personas con discapacidad; nos permitirá crecer en desarrollo humano y social, y -por sobre todo- gritar a los cuatro vientos que Chile es campeón de la inclusión.

*Fundación Tacal imparte cursos gratuitos para personas mayores de 18 años con discapacidad. www.fundaciontacal.cl; F.: 227351969 – 227370118; Adolfo Ibáñez 469, Independencia.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro